¡Prepárate para la playa!

15/07/2022 | Hogar

Seas de playa o de piscina, estos consejos te vendrán genial para mantener el calor a raya y pasar un día perfecto.

A veces ignoramos las recomendaciones porque las hemos oído muchas veces o simplemente porque no las recordamos, por eso te recomendamos que te quedes hasta el final.

LA IMPORTANCIA DEL PROTECTOR SOLAR

Utiliza protector solar sí o sí. Protegerse del sol es muy importante para evitar quemaduras y problemas futuros. Los problemas derivados de la exposición al sol pueden aparecer a cabo de los años, por lo que es primordial que nos mantengamos protegidos cada vez que vayamos a tomar el sol.

Es habitual tener dudas sobre el funcionamiento de las cremas y los tiempos de exposición. Aquí tratamos de aclarar las más habituales:

· Elige cremas que tengan protección UVA y UVB. Son dos tipos diferentes de rayos ultravioleta y ambos pueden tener consecuencias graves para la piel.

· ¿Cómo sé cuánto tiempo me durará el efecto de la crema?

Multiplica el factor de protección solar (SPF) por 10 y obtendrás el número de minutos de protección. Por ejemplo: SPF30 X 10 = 300 minutos.

Aunque utilices un SPF alto, aplica el protector cada 2 horas máximo o cada vez que salgas del agua. Recuerda también que debes aplicarlo 20 minutos antes de exponerte al sol. No se recomienda utilizar cremas con factor de protección solar menor de 30.

· ¿Qué diferencia hay entre los protectores minerales y químicos? Ambos protegen del sol, aunque de formas diferentes. Los minerales crean una barrera contra los rayos del sol mientras que los químicos los absorben. Las cremas minerales son más recomendables para personas con la piel sensible, aunque los protectores químicos son mucho más fáciles de distribuir y tienen opciones resistentes al agua.

HIDRÁTATE: EVITA INSOLACIONES Y GOLPES DE CALOR

Tanto si vas a pasar el día entero en la playa o la piscina como si vas unas horas, debes tener en cuenta la hidratación. Lleva agua de sobra y asegúrate de mantenerla fresca. Puedes utilizar pastillas de frío en una nevera portátil o bolsa para congelado para ayudar a retener el frío.

Hay acumuladores de frío de diferentes tipos y tamaños, puedes elegirlos según el espacio del que dispongas o según tus necesidades.

Tomar zumos naturales, frutas y/o verduras también ayuda a mantenerse hidratado. Hazte con un pulverizador para hidratar tu piel y refrescarte en los momentos de calor.

LLÉVATE LA COMIDA DE CASA

Los chiringuitos de playa son muy tentadores, pero si quieres ahorrar un buen dinero recuerda llevarte tus snacks de casa.💸

Como ya hemos comentado, puedes preparar fruta o verdura ya cortada y mantenerla fresca con tus acumuladores de frío. Para el resto de snacks como patatas fritas, frutos secos o aceitunas, por ejemplo, te recomendamos que los lleves en botes y recipientes reutilizables para generar la menor cantidad de basura posible en la playa o piscina.

Botes y recipientes perfectos para la playa

Existe una gran variedad de recipientes para mantener los alimentos a salvo de golpes en el transporte. Puedes hacer tu colección a medida con productos Plastic Forte libres de BPA.

PROTEGE BIEN TUS COSAS

Si vas a llevar muchas cosas la mejor opción es tenerlo todo separado y clasificado para proteger y encontrar las cosas con facilidad. Los cubiertos, por ejemplo, puedes llevarlos en un estuche especial para mantenerlos todos juntos y evitar roturas y suciedades.

Para la playa, llévate un estuche para cubiertos

Es recomendable también llevar las cremas solares aparte, protegidas en una bolsa o recipiente de plástico. Si alguna se derrama no ensuciará el resto de cosas que lleves en la bolsa de playa.

Para la comida y la bebida elige recipientes herméticos que mantengan los líquidos a salvo y te ahorren disgustos. Si tomas alguna medicación no olvides prepararla en un pastillero. Existe una gran variedad para todas las necesidades y son una opción perfecta para no olvidar ni perder tu medicina. Aquí encontrarás también opciones para llevar tus productos higiénicos a la playa o la piscina de forma cómoda y segura.

CUIDA DE TU ROPA DE BAÑO

Si quieres que tus bañadores y bikinis duren más recuerda lavarlos siempre después del baño.

Cuando te quites tu ropa de baño trata de no mantenerla mojada en bolsas de plástico. Este se puede recalentar y estropear los tejidos. Si no puedes secarte del todo antes de cambiarte, la recomendación es llevarlos en una red o bolsa de tela que transpire y ayude a que se vayan secando.

Cuando llegues a casa lávalos a mano en un barreño con agua dulce y fría. No los escurras retorciéndolos para evitar desgastar o romper el elástico, apriétalo un poco con las palmas de las manos y sécalo a la sombra. Nunca utilices suavizante con la ropa de baño ya que la estropearías.  A la hora de tenderlos y guardarlos, recuerda deshacer todos los nudos y doblarlos con cuidado.

Con todo esto, esperamos que pases un verano estupendo y que estos consejos te ayuden a tener una mejor estancia en la playa o la piscina. ¡Nos vemos en el siguiente post!

2 Comentarios

  1. Cristina

    Me ha encantado el post!!!

    Responder
    • marketing

      ¡Muchas gracias! Esperamos que os sigan gustando y si tienes alguna sugerencia no dudes en dejarla en los comentarios 😉

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.